Tipos De Traders

10 tipos de traders

En el trading, como en casi el resto de facetas de la vida, existen diferentes perfiles. Tipos con suerte, metódicos, asustadizos… características que puedes cumplir de forma estática o momentánea. En el siguiente artículo, se describen los 10 tipos de traders más comunes. ¿Con cuál te identificas tú?

El Enrachado. La suerte está de su lado. Cuando parece que todo se le puede venir abajo, consigue tener éxito. Va de operación satisfactoria en operación satisfactoria, aumentando su confianza y buena reputación. ¿Le durará para siempre? Generalmente no, porque el mercado siempre pone a cada uno en su sitio.

El Analista. Estudia más que tradea. Los libros, los métodos y el análisis son sus aliados. Cree que casi toda decisión es el resultado de una reflexión medida y reposada. Analiza los trades, aunque en muchas ocasiones  no ejecuta lo mismo.

El Ludópata. Le da a todo. Made in Las Vegas, se podría decir. Combina su dedicación al trading con el juego, ya sea de rol, mesa o cartas. El ocio y el oficio no son actividades disociadas para él, muy al contrario. Necesita adrenalina, es difícil que llegue a ser un ganador consistente.

El 8 pantallas. Tiene una visión múltiple, cualquiera diría que sobrehumana. Posee la capacidad de seguir la actividad de las gráficas de hasta 8 pantallas. Atento a cualquier variación, puede modificar sus posiciones en el instante adecuado. Posee una gran experiencia

El Francotirador. Espera su oportunidad. Parece tradear agazapado, aguardando el momento para entrar o salir y lograr el éxito en su decisión. Es un tipo de ideas firmes, paciencia infinita y olfato agudo.

El Acojonado. Si algo se mueve, se caga. Este tipo de trader es aquel al que le asustan los cambios. Siempre va sobre seguro y las alteraciones inesperadas le sacan de su zona de confort. Suele mirar constantemente las posiciones y no puede evitar combinar los stops o profits a cada tick.

El Tradicional. Se sienta y espera. Característico del trading a largo plazo, apuesta sobre valores seguros, de rendimientos quizás no muy elevados en el corto, pero siempre fiables si tienes el suficiente colchón y paciencia. Es más un inversor que un trader.

El Mega-Scalper. Posee un dedo gatillo. Visión clínica, látigo en sus decisiones, está a la que salta. Un trader al que es mejor no molestar mientras opera, pues detesta perder cualquier oportunidad de ganar. La estadística es su mejor aliado.

El Sistemas. El trader-informático. Su visión pasa por códigos y sistemas. Opina que el trading es una actividad que se puede mecanizar si tienes los conocimientos suficientes y un sistema disponible y óptimo para cada escenario. Suele realizar más de 300 operaciones diarias, pocos ticks con mucho volumen.

El Consistente. El puto amo. La meta de cualquier trader. Conoce las técnicas, tiene un método a prueba de nervios e imprevistos y resulta consistente en todo momento. Perfecto en la ejecución, respeta sus decisiones y tiene asumido que hay trades que ganan y otros que pierden, pero a la larga, su saldo es positivo. Es el tipo en quien debes fijarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *