Primeros Pasos En El Analisis Técnico POST 15 (1)

Indicadores de Volatilidad. Bandas de Bollinger

En este nuevo artículo de introducción al análisis técnico hablaremos de las Bandas de Bollinger, una herramienta basada en la volatilidad. Por ello, antes de nada es conveniente detenernos en este concepto y explicarlo mejor.

La volatilidad es la desviación estándar de los rendimientos diarios de los precios respecto de su valor medio en términos de porcentaje y generalmente, anualizado. Permite cuantificar las probabilidades de que se produzcan cambios bruscos en los precios, por lo que es un elemento indispensable para medir el riesgo de un activo financiero.

La volatilidad se calcula mediante una media móvil de rendimientos y la desviación estándar de los rendimientos de una sucesión de precios:

Para el cálculo de este parámetro se han de seguir una serie de pasos:

  • Transformar la serie de precios en serie de rendimientos.
  • Hallar la media aritmética de la serie de rendimientos.
  • Restar a cada elemento de la serie la media anterior.
  • Elevar al cuadrado cada resultado obtenido en el paso anterior.
  • Sumar todos los cuadrados obtenidos en el paso anterior y dividir el resultado por el número de elementos de la serie.

Una vez definido el concepto de volatilidad, pasaremos a estudiar esta técnica de análisis inventada por John Bollinger en la década de los 80’s. Este estudio está formado por tres curvas que se van dibujando superpuestas a lo largo del gráfico de precio:

  • Banda media –> Suele ser una media móvil simple (SMA) o exponencial (EMA) del precio.
  • Banda superior –> Se calcula sumando a la banda media una o varias veces la desviación estándar.
  • Banda inferior –> Se calcula restando a la banda media una o varias veces la desviación estándar.

* El número de desviaciones utilizado para el cálculo de las bandas influirá a la hora de mantener los precios dentro de dichas bandas.

Los parámetros estándar  utilizados para el cálculo de las bandas de Bollinger son una media móvil de 21 periodos y 2 desviaciones típicas empleadas para obtener las bandas superior e inferior. De este modo, los parámetros del estudio se calcularían de la siguiente manera:

Las Bandas de Bollinger permiten tomar decisiones de compra/venta en función de la distancia que guarde el precio de un activo financiero respecto de su media.

Como ya hemos mencionado, este estudio resulta ser un método excelente para medir el nivel de volatilidad del activo analizado. Si las bandas se contraen, significa que hay ausencia de volatilidad, que el mercado está tranquilo. Por el contrario, si las bandas se expanden, significa que hay volatilidad o actividad en el mercado.

Existen dos maneras de interpretar este estudio:

Rebote de Bollinger (Bollinger Bounce)

Consiste en utilizar las bandas de Bollinger como niveles de soporte/resistencia de precios. Se suele utilizar cuando el mercado se encuentra en fase lateral, ya que el precio suele volver a las zona media de las bandas. Se recomienda su uso cuando las desviaciones típicas usadas para el cálculo de las Bandas sea 2 < DE(n) < 3.

Las señales de compra se producirán cuando el precio de cierre supere la banda inferior al alza (al igual que ocurre con el RSI al superar la línea de sobreventa).

De manera análoga ocurre con las señales de venta, que se producirán cuando el precio de cierre rebase la banda superior a la baja.

Fuente: ProRealTime.

 

Contracción de Bollinger (Bollinger Squeeze)

Esta estrategia puede informar de manera efectiva de la volatilidad existente en el mercado. Suele utilizarse en periodos tendenciales iniciados tras periodos laterales o de baja volatilidad. Se recomienda su uso cuando las desviaciones típicas usadas para el cálculo de las Bandas sea 1 < DE(n) < 1,5.

Las señales de venta se darán cuando se rompa la banda inferior a la baja, y las de compra cuando se rompa la banda superior al alza.

Fuente: MetaTrader FIX.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *