Heuristica De Disponibilidad

La heurística de disponibilidad

En nuestro artículo anterior introducíamos el concepto de la heurística como el arte de resolver problemas mediante la creatividad, lo cual permite conformar decisiones bastante buenas y de manera rápida a pesar de la falta de información. Pues bien, vamos a profundizar en el término de la heurística a través de dos de ejemplos:

Ejemplo 1:

Compare las siguientes afirmaciones y piense en su probabilidad:

-La economía estadounidense puede entrar en recesión.

-Las crecientes preocupaciones sobre la inflación podrían elevar las tasas de interés, llevando a la presión sobre el mercado de la vivienda de Estados Unidos. Las correcciones en los precios de la vivienda pesan sobre el consumo y la economía de Estados Unidos puede entrar en recesión.

Para muchas personas, el segundo escenario parece más probable, porque tiene la apelación cargada de argumentos. Cuantos más detalles añadamos a un escenario, más se vuelve representativo de una imagen que tenemos en nuestras mentes. Con todo, sería más probable que tuviera lugar una recesión por cualquier tipo de razón que por las razones específicas dadas en el ejemplo.

Ejemplo 2:

Detengámonos ahora en la ley de los grandes números, como el caso en que una moneda es lanzada tres veces al aire y en cada una de ellas sale cara. Si tuviéramos que apostar 100 EUR en el próximo lanzamiento, ¿qué lado elegiríamos?

Está claro que no deberíamos tener ninguna preferencia. Sin embargo, la mayoría de las personas están sujetas a ‘la falacia del jugador’ y asumen que el azar es la auto-corrección. En realidad, un periodo de mala suerte no significa que debe haber un período de buena suerte después. Ejemplos similares incluyen la probabilidad de un número rojo en la ruleta después de tres negras o la frecuencia histórica de ciertos números que se dibujan en la lotería.

Al evaluar la probabilidad de ciertos resultados, intentamos filtrar escenarios menos probables usando la heurística de disponibilidad. Esta es un mecanismo psicológico para determinar la probabilidad de que un suceso ocurra. En términos simples se trata de un atajo mental para tomar decisiones o llegar a conclusiones, basado en nuestra experiencia o recuerdo de eventos similares.

Normalmente, cuanto más frecuentemente haya ocurrido un evento en el pasado, más fácil será para nosotros imaginarlo sucediendo de nuevo. Los eventos que aún no han ocurrido son más difíciles de imaginar y consecuentemente suelen ser vistos como menos probables. La heurística de disponibilidad es una de las razones por las que es difícil para los innovadores encontrar capital riesgo que pueda financiar sus proyectos de inversión. Por otro lado, la probabilidad de eventos altamente improbables, como ganar la lotería, a menudo se sobrevalora porque siempre hay alguien que la gana, haciendo que el evento aparezca como más accesible en nuestras mentes.

Vamos a poner otro ejemplo: ¿Cuál creemos que es la causa más probable de muerte en los Estados Unidos: ser asesinado por la caída de fragmentos de un avión o por un tiburón?

Pues bien, contrariamente a lo que pudiéramos pensar a priori, y a pesar de que los ataques de tiburones reciben mucha atención mediática, ser asesinado por la caída de fragmentos de un avión es 30 veces más probable. Esto se hace obvio al comparar la probabilidad estadística de otras formas de muerte. Siguiendo el mismo ejemplo, los homicidios y los accidentes de tráfico reciben también mucho seguimiento, pero muchas más personas mueren de diabetes y cáncer de estómago a lo largo de un año.

¿Qué nos dicen las estadísticas sobre la muerte en relación las decisiones de inversión?

De la misma forma que al juzgar las probabilidades de muerte basándonos en la frecuencia con que escuchamos estos fatídicos sucesos, también tendemos a evaluar las probabilidades de impago de bonos o de aumento de los precios de las acciones en función de la experiencia reciente. Después de que en la época de la crisis de las empresas Punto.com grandes compañías como Enron o Worldcom empezaran a quebrar, la mayoría de la gente comenzó a asignar una probabilidad significativamente mayor al hecho que otros emisores de bonos acabaran también incumpliendo sus obligaciones.

Normalmente, los inversores tienden a subestimar el riesgo de impago de los bonos de alto rendimiento (High Yield) después de varios años de bajas tasas de default. La gente siempre tiende a proyectar la experiencia pasada en el futuro cuando se le pide que pronostique el comportamiento futuro de las cosas. Cuanto menos emocionalmente y más basándose en hechos analice el mercado un inversor, más probable será que puedan identificar puntos de inflexión en el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *