Líneas De Tendencia, Soportes, Resistencias Y Canales

Líneas de tendencia, Soportes, Resistencias y Canales

En este tercer capítulo de iniciación al Análisis Técnico aprenderemos a interpretar una parte fundamental de los gráficos, las líneas tendencia. Definiremos qué son y cómo se forman, así como aquellos puntos o niveles que actúan como soporte/resistencia del precio.

Una línea de tendencia no es más que una sucesión de precios provocada por un desequilibrio existente entre la demanda y la oferta. (Bid/Ask). Las tendencias se clasifican en función de su dirección o duración. Según su dirección, pueden ser alcistas con mínimos y/o máximos ascendentes o bajistas, en cuyo caso tendrán máximos y/o mínimos descendentes. Atendiendo a su duración, existen tendencias a largo, medio o corto plazo y, si bajamos aún más el timeframe, encontraremos las tendencias intra-diarias.

El siguiente gráfico muestra un ejemplo de esta categorización: tendencia principal bajista a largo plazo (línea roja larga) con sub-tendencias bajistas (línea roja corta) y alcistas (líneas azules) a medio y corto plazo, todas ellas dentro de la tendencia principal.

Es importante apuntar que la definición de tendencia no lleva implícita una línea de tendencia, por lo que habrá tendencias en las cuales no será posible trazar una línea de tendencia.

Para terminar con la definición de tendencias y, antes de pasar a definir soportes y resistencias, valoraremos los factores que determinan la fiabilidad o importancia de una tendencia:

  • Número de rebotes que han tenido lugar sobre la línea de tendencia. A mayor número de rebotes y cuanto más lejanos estén de la línea de tendencia, mayor fuerza tendrá la misma.
  • Tiempo total de la duración de la tendencia. Como es lógico, a mayor duración, mayor fiabilidad.
  • Grado de inclinación de la misma. Se considera como óptimo el rango comprendido entre los 30º y los 45º de inclinación

Resumiremos estos tres factores con una imagen ilustrativa:

Una vez definida la tendencia o dirección del precio, vamos a ver por qué se crean soportes y resistencias en el mismo. Un soporte es un nivel de precio donde la fuerza compradora (demanda) supera a la vendedora (oferta), actuando este punto como un nivel de recuperación del precio. Por su parte, definimos como resistencia al nivel de precio en el que la fuerza vendedora (oferta) supera a la compradora (demanda), actuando en este caso como posible punto de retroceso o caída del precio.

Un precio mínimo o máximo relativo a lo largo de una tendencia podrá considerarse como un soporte o resistencia, pero deberá haber confirmado antes su condición ejerciendo  previamente como tal en más de una ocasión. Generalmente, hablamos de zonas de soporte y resistencia, puesto que en muy raras ocasiones estos niveles coincidirán con un punto en concreto. Estas excepciones suelen ser números redondos del precio, los cuales actuarán en ocasiones como soportes y/o resistencias.

Por norma general, los soportes rotos tienden a comportarse a posteriori como resistencias del precio y viceversa. Es decir, una resistencia superada podría actuar así mismo como posible soporte del precio. Veamos un ejemplo de este comportamiento:

Para finalizar este artículo definiremos brevemente lo que es un canal y los tipos de canales existentes. Un canal es  la consecución de unos precios que oscilan entre dos líneas paralelas, que actúan como soporte (línea inferior) y resistencia (línea superior). Los canales pueden ser alcistas, bajistas o laterales, en función de la tendencia principal del precio. La amplitud del canal dependerá de la volatillidad que tenga el mercado en ese intervalo temporal.

En el siguiente ejemplo se muestra un gráfico de un stock que está realizando un canal alcista:

En el próximo capítulo retomaremos el estudio de las velas japonesas o candlestick, que comenzamos a definir en el paso 2 (Tipos de Gráficos) de este serial.

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *